9 chamarras que no pueden faltar en tu clóset esta temporada
Los 10 zapatos más icónicos de la moda

Olvida las manchas en tu piel usando el corrector adecuado

Olvida las manchas en tu piel usando el corrector adecuado
Fuente imagen: Telemundo
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Lizeth Guzmán

La mayoría de las cosas que haces (o dejas de hacer) se reflejan en la piel de tu rostro. Son un recordatorio de las horas de sueño que te saltas, la cantidad de agua que tomas y de todos los cigarros que no debiste haber fumado. Si quieres olvidarte de las consecuencias que te delatan, tiene que empezar a utilizar un corrector. Con este manual estarás más que lista para usar este producto sin miedo a aplicarlo todo mal.

Para comenzar con el pie derecho tienes que dominar la diferencia entre un corrector y un concealer. Muchas veces se confunde el fin de ambos, pero la respuesta es muy sencilla: el concealer sirve para ocultar y el corrector para corregir. El concealer da mayor cobertura, y es generalmente un tono más claro que el de la piel; mientras que los correctores neutralizan los cambios de coloración en la piel dejando un acabado luminoso.

Fuente imagen: Telemundo

Para ocultar los cambios de pigmentación, los correctores vienen en tonos distintos. El punto es que entiendas muy bien qué color sirve para que cosa, de darás cuenta que no es nada complicado.

La manera correcta de ponértelo es empezar con una base ligera y seguir con el corrector sólo en el área en que necesites tapar un barrito, cicatriz u ojeras.

Aplica con pequeños golpes para que se difumine, evita frotar o embarrar el producto y finaliza con polvo para sellar lo que has hecho. Puedes llegar a sentir que son muchos productos en la piel. No te preocupes, conservaras un acabado natural siempre y cuando uses la base ligera.

¿Qué color sirve para qué?

Tienes que decidir qué quieres ocultar para saber que necesitas, la regla básica de los correctores es que los opuestos se neutralizan. El objetivo es ocultar lo que quieres usando el tono opuesto a la imperfección.

Fuente imagen: Radio Mujer Fuente imagen: Radio Mujer

  • Amarillo: No tengas miedo de usarlo, este tono es el opuesto al púrpura, y por lo tanto es el que necesitas si se te marcan las venas, moretones u ojeras.

 

Fuente imagen: Confesiones de una Loca Veinteañera Fuente imagen: Confesiones de una Loca Veinteañera

  • Naranja: Si eres de piel morena a oscura, con este corrector podrás ocultar las ojeras o las manchitas, también es útil para ocultar imperfecciones de color marrón como las pecas.

 

Fuente imagen: Elysian Makeup Fuente imagen: Elysian Makeup

  • Salmón: Se usa para neutralizar las ojeras grisáceas o azules y también sirve para iluminar las pieles claras.

 

Fuente imagen: Área de Ideas Fuente imagen: Área de Ideas

  • Lavanda: Es la opción para las pieles con sub tonos amarillos, pues les da un brillo natural. También es útil para emparejar imperfecciones amarillas.

 

Fuente imagen: Elysian Makeup Fuente imagen: Elysian Makeup

  • Neutral: Puede ser transparente o un tono más bajo, y se usa para unificar u ocultar una imperfección pequeña. Sirve para difuminar el oscuro de las manchas.

 

Fuente imagen: Elysian Makeup Fuente imagen: Elysian Makeup

  • Verde: Es el segundo color más usado, pues contrarresta las imperfecciones rojizas, oculta desde pequeños granitos hasta problemas de rosácea o quemaduras.

 

Partes de tu rostro donde emplear el corrector

Fuente imagen: ABC de Sevilla Fuente imagen: ABC de Sevilla

Frente: Haz un triángulo invertido que salga del entrecejo, hacia el nacimiento del pelo. Te dará volumen y amplitud iluminando el área, si la piel se ve irritada hazlo con un tono verde, si está opaca hazlo con un tono lavanda.

Cejas: Para un lift instantáneo usa un corrector neutro delineando la parte superior de la ceja. Si deseas enfatizar la curvatura, lo mejor es aplicar un ligero toque rosa bajo el arco de las cejas.

Ojeras: Traza un triángulo invertido que tenga la base un triángulo inferior del ojo. Si eres de piel blanca, usa amarillo, si eres morena, naranja. No sólo cubrirás las ojeras, también acentuaras los pómulos.

Cachetes: Si sientes que te ves gris, aplica una delgada línea lavanda bajo el pómulo antes de la base. Cuando te pongas blush conseguirás que se te vea la piel más fresca.

Mentón: Dibuja un triángulo en amarillo o naranja, si lo deseas resaltar. En verde si necesitas calmar rojeces o en violeta, si quieres recuperar luminosidad.

}); });