10 galanes noventeros y cómo se ven hoy en día
9 hábitos que dañan tus ojos y tal vez no lo sabías

Haz de tu vida diaria una rutina de ejercicio

Haz de tu vida diaria una rutina de ejercicio
Fuente imagen: noscuidamos.com
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Lizeth Guzmán

Si algo es muy cierto es que todo comienza con la voluntad de generar un cambio. No es necesario un nuevo método de entrenamiento intensivo y personalizado para tener un mejor cuerpo, aunque muchos crean que sólo encerrándose horas en el gimnasio podrán conseguir verse con un cuerpo de envidia.

No hay que malinterpretar, ni queremos quitar el mérito a lo que sudas haciendo ejercicio, al contrario, el ejercicio es lo más cercano a la fuente de la juventud, ya que te da energía, revitaliza el sistema inmunológico, reduce los niveles de estrés y hasta mejora los estados de ánimo.

Fuente imagen: Nedik

¡Ojo! Existen diversas formas para mantenerse activa, y lo mejor, es que muchas de ellas las puedes incorporar en tu día a día, como parte de tu rutina diaria. Es decir, también puedes ponerte en forma cuando subes las escaleras, en cada tramo que caminas o cada vez que te sientas frente al escritorio. Cualquier cantidad de minutos moviéndote va a ser mejor a estar sin hacer nada.

¿Cómo? Con tres sencillas acciones que quizá haces, pero seguro no te das cuenta, de cómo, con qué frecuencia o junto a qué actividad las realizas, y por lo tanto es probable que no estén trabajando en tu beneficio.

¡Estira tu cuerpo!

Fuente imagen: Nedik

Se trata de una actividad olvidada en la mayoría de las rutinas. Su efecto para adelgazar funciona más, si va acompañada de una actividad física, así que estírate antes y después del entrenamiento. Pero no lo dejes así, también, puedes ayudar a  que tus músculos se recuperen y a relajarte a lo largo del día.

  • Al despertar, comienza moviendo despacio el cuello de un lado a otro. Alarga los brazos a los lados y hacia arriba, como si trataras de tocar las paredes o el techo. Estira las piernas y los pies.
  • Las escaleras o banquetas son increíbles para estirar las pantorrillas y el tendón de Aquiles. Aprovecha cuando estás esperando a que te traigan el carro, párate en la orilla, sube y baja los talones. Mantén cada posición unos 20 segundos.
  • Cuando estés frente a un barandal, aprovéchalo para estirar la espalda. Apoya las manos estiradas y separadas por una distancia similar a la del ancho de tu espalda. Abre las piernas en compás. Empuja el pecho hacia el piso. Mantén la espalda recta y relájate por unos 20 segundos.

 

No seas floja, ¡Camina!

Fuente imagen: zambranahealthcoach.com

Es uno de los mejores ejercicios. No solo es excelente para bajar de peso, también es increíble para mejorar la resistencia y, por si fuera poco, se puede practicar en cualquier lugar. No pongas como pretexto que te falta una pista para poner a trabajar las piernas.

  • Camina para ir al súper, a donde sueles hacer las compras. Si solo lo haces de ida será un poco de quema calórica, pero si tú también lo haces de regreso con el peso de las bolsas, agregarás fuerza y tonificaras los brazos.
  • Vayas a donde vayas, estaciónate lo más lejos posible. Por cada 15 minutos que camines, quemaras 75 calorías.
  • Caminar con la postura correcta, te ayuda a tonificar, piernas, abdomen y reducir centímetros de cintura.

¡No lo sufras!

Fuente imagen: Fitness en Femenino

Lo ideal es que hagas de tu ejercicio un hábito. No como esa dieta que abandonas al primer ataque de estrés o antojo de carbohidratos. Así no funciona la cosa. Para ser contante tienes que utilizar una motivación y un disfrute en el workout y eso lo encontraras:

  • Definiendo la meta que quieres obtener con el ejercicio.
  • Practicando una disciplina que disfrutes, sea individual o en grupo.
  • Acompañándote de buena música que te ponga en sintonía.
  • Haciendo mancuerna con una amiga que te siga el ritmo.
  • Actuando fit sin necesidad de traer tu outfit de gimnasio.

}); });