6 celebrities que terminaron pobres
8 súper osos patrios de famosos

¿Harta de las toallas? Entonces amarás la copa menstrual

¿Harta de las toallas? Entonces amarás la copa menstrual
Foto: On Post
Compártelo:
Puntuación: 4 en 1 votaciones
-
Isis Mendoza

Si estás cansada de usar toallas, te resultan bastante incómodas y no encuentras una mejor alternativa, te tenemos una noticia: la copa menstrual es uno de los mejores inventos de la humanidad.

Seguramente has escuchado hablar sobre ésta, has sentido curiosidad, pero nunca te habías puesto a investigar en qué consiste realmente.

Pues esta es tu oportunidad de conocer mucho más sobre ella y dejarte envolver en los beneficios y características de la famosa copa menstrual.

Empecemos con un poco de historia.

 

¿Cómo nació?

Se dice que desde 1867 existían prototipos y que la primera patente presentada de forma oficial, se dio a principios del siglo XX.

Pero no fue hasta los años 30 cuando Leona W. Chalmers, presentó la primera copa creada con caucho vulcanizado. ¡La misma época en la que se patentó el Tampax!

Sin embargo, debido a diferentes factores sociales como: no era rentable debido a que no había suficiente látex en el mercado, era grande, de material rígido y pesado. Además de que culturalmente no era bien vista la manipulación de los genitales.

Por lo que hablamos de una alternativa muy joven para la mujer, ya que fue hasta el año 2000 en que se fabricó la primera copa menstrual como la conocemos hoy en día.

 

¿Qué es?

Fuente imagen: Yorokobu

Básicamente, la copa menstrual es un objeto de silicón quirúrgico creado para reemplazar las toallas sanitarias.

Como su nombre lo dice, tiene forma de copa y tiene una capacidad de contener hasta 15 mil de flujo. Gracias a lo anterior, puedes usarla durante largos periodos de tiempo.

 

Su material

Como te lo mencionamos anteriormente, está realizada con silicón quirúrgico, lo que previene la creación de bacterias y de olores. Es fácil de lavar y puedes tenerla en tu vida hasta por 10 años.

 

Duración

A diferencia de la toalla o los tampones, no necesitas vaciar la copa menstrual cada 4 horas. Si tu flujo es normal, puedes vaciarla hasta después de 8 horas y volverla a usar.

 

¿Cómo se usa?

copa menstrual Fuente imagen: Mamá Luna

Es bastante sencillo, pero definitivamente se requiere de práctica.

Los pasos más importantes a seguir son los siguientes:

  • Antes y después de cada periodo, necesitas desinfectarla. Te recomendamos colocarla en un pocillo que tenga como uso exclusivo la desinfección de tu copa menstrual
  • Llénalo de agua y ponlo a hervir. Una vez que esté hirviendo, deposita la copa y déjala por 5 min. Las altas temperaturas ayudarán a desinfectarla y dejarla lista para su uso.
  • Apaga el fuego, deja enfriar y colócala.

Para colocarla dentro de tu vagina:

  • Una vez que ya la tengas lista, puedes ayudarte de diferentes dobleces que harán mucho más fácil la inserción. Prueba con alguno de estos y practica, ¡practica mucho!
  • Después de que hayan pasado las 8 horas, puedes retirarla y vaciarla en el retrete. Sólo basta con enjuagarla con agua simple para limpiarla y volvértela a colocar.

Una vez terminado tu periodo, no olvides desinfectarla.

 

Beneficios

Existen muchos beneficios que no sólo te afectan en una forma positiva, a ti, sino también al planeta. Entre ellos se encuentran:

  • Cuidas el medio ambiente, ya que su vida llega a ser de 10 años si sabes mantenerla bien cuidada.
  • El fujo no tiene contacto con tu piel ni con el exterior.
  • No sufres de los famosos “bajones”, ya que todo se deposita en la copa.
  • Puedes hacer deporte cómodamente, así como nadar sin ninguna preocupación.
  • No sufres de fugas, a menos de que no esté bien colocada.
  • Gracias a su larga duración, cuidas tu bolsillo y ahorras una considerable cantidad de dinero.

En el mercado, hay una gran variedad de marcas que te ofrecen este producto, inclusive las hay mexicanas y así, tu causa beneficiaría a nuestro país, al planeta y a tu propia vida.

}); });