9 chamarras que no pueden faltar en tu clóset esta temporada
14 looks a base de blanco y negro

Damas de honor: 6 consejos para ser la dama perfecta

Damas de honor: 6 consejos para ser la dama perfecta
Fuente imagen: zankyou
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Alma Rico

¿Te han elegido para ser dama de honor en la boda de tu mejor amiga, tu hermana, tu prima o simplemente alguien muy cercano a ti? En definitiva lo hicieron no sólo para destacar su amistad, sino también por la confianza que te tienen, así que siéntete feliz y orgullosa de tu nuevo rol.

Es importante que conozcas tus responsabilidades, pues no bastará con verte guapísima y acompañar a la novia al altar: debes ayudarla en muchos preparativos. Pero si no tienes idea de por dónde comenzar, nosotros te compartimos 6 consejos para que todo salga increíble.

 

1.- Trabaja en equipo

Damas de honor preparandose Fuente imagen: zankyou

Recuerda que hay más damas de honor y que todas tienen la misma importancia para la novia. Ella las eligió porque sabe que entre todas pueden apoyarse para salir adelante, por lo tanto, es fundamental que cooperes y cedas cuando sea pertinente.

Ante cualquier controversia con las demás bridesmaid siempre respeta los deseos de la novia. No se peleen y busquen soluciones: juntas deben lograr que su boda sea inolvidable.

 

2.- Brinda tu consejo

Regalos de damas Fuente imagen: blog adelita adelita

Si la novia está indecisa ante varias opciones, siéntete tranquila de dar tu opinión, pero recuerda que la decisión final es de ella. En el caso de que ella te la pida, dásela, siempre y cuando sea en un tono respetuoso: no intentes influir en sus decisiones para que elija lo que a ti te gusta.

No confundas ser parte de su boda con dirigir el evento. ¡La idea es que la ayudes a vivir la boda que siempre soñó!

 

3.- Planea una despedida para ella

Despedida para novia Fuente imagen: uncomo

No organices la despedida de soltera que siempre has soñado para ti. Es la boda de tu amiga, por tanto debes respetar sus gustos y deseos. Si a ella no le gustan los strippers entonces no los contrates, eso sólo hará que pase un mal rato.

Averigua qué comida le agrada y qué tipo de juegos podrías organizarle, o bien consulta con ella  las decisiones más complicadas. De igual manera, si es otra dama quien la está organizando pregúntale si puedes ayudar en algo.

 

4.- No te quejes del vestido

Vestidos de damas para boda Fuente imagen: nupcias magazine

El vestido de las damas de honor se suele elegir por la novia con aprobación de las damas. Sé participativa en la elección de tu vestido, pero tienes que respetar su gusto. Es su boda y ella tiene que estar contenta con todos los detalles.

Aunque no te gusta el corte o el color del vestido, intenta no demostrarlo. Evita algún pleito fuerte y sólo por esta ocasión arréglate con lo que alguien más escoja para ti.

 

5.- Ayúdala el gran día

Ayuda el gran día Fuente imagen: la novia perfecta

Una dama de honor nunca deberá llegar a la boda como un invitado más. Tiene que estar con la novia desde temprano, apoyándola con el peinado, el maquillaje y el vestido, así como al pendiente de lo que se necesite.

Tu participación será decisiva para que todo se desarrolle como estaba planeado. Si son varias bridesmaid pueden dividirse las tareas: unas que se vayan a la iglesia, otras que preparen el kit de emergencia, etc.

 

6.- Dale apoyo emocional

Apoyo emocional a la novia Fuente imagen: bodas.net

Las novias antes de casarse viven unos días e incluso unas semanas complicadas, atraviesan por una montaña rusa de emociones durante la planeación de su boda: euforia, alegría, duda, emoción, estrés. Asegúrate de hacerla sentir tranquila, segura de sí misma y emocionada por esta etapa de su vida.

Ayúdale a minimizar el número de cosas que pueden salir mal y a mantener la calma cuando sea inevitable. Puede que haya mal clima, se rompa el vestido, se pinche una llanta, la novia entre en pánico, etc.

 

El gran día llegó. Tu principal tarea es hacer todo lo que esté a tu alcance para que la novia pase el mejor día de su vida, de lo más relajada y feliz. Recuerda que tú no eres la protagonista, ya tendrás tu oportunidad…

}); });