10 galanes noventeros y cómo se ven hoy en día
Cómo elegir el labial ideal para ti

Calchemise, la prenda que revoluciona la moda masculina

La moda va cambiando y ahora ha llegado una nueva tendencia: Calchemise. Se trata de la fusión entre una camisa y calzoncillos masculinos. ¿Qué te parece?

Calchemise, la prenda que revoluciona la moda masculina
Fuente: www.eleconomista.es
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Lizeth Guzmán

Lo último en moda masculina es el calchemise, una camisa con un calzoncillo integrado. Está idea surgió en Francia concretamente en París, sin duda capital mundial de moda. Por ahora son los caballeros los que se atreven a lucir dicha prenda y sólo falta esperar que tanto éxito tiene en el resto del mundo.

El creador de esta prenda, que lleva el nombre de la unión de dos palabras, caleçon (calzoncillo) + chemise (camisa), es Simon Fréour, que hace años vio la necesidad de hacerla para evitar que la camisa se movieran de sitio. De esta manera, al poner el pantalón por encima, no existirá este problema.

 

Hombres con camisa tipo calchemise Fuente: www.enteratecali.net

 

Las opciones de esta nueva prenda son muy diversas, ya que la puedes encontrar con estampados, con rayas o sobriamente lisas.  El precio de esta innovadora camisa oscila entre los mil pesos, todo depende del tipo de material con que esté realizada  y el estampado. Calchemise, es ideal para usarse en esta temporada de primavera-verano, debido a la comodidad y frescura y versatilidad de su increíble diseño.

 

Hombre usando camisa tipo calchemise Fuente: www.periodicocentral.mx

 

No cabe duda que la camisa-calzoncillo llegó para revolucionar la idea de la moda masculina y puede convertirse una de las prendas más usadas en esta temporada, además, puede convertirse en  uno de los obsequios más originales para dar a un hombre.

Rompe los esquemas de moda y atrévete a usar el famoso y cómodo Calchemise, estamos seguros que será una experiencia completamente diferente.

 

Camisa tipo calchemise Fuente: www.abc.es

 

La pregunta es: ¿Cuántos hombres estarían dispuestos a ponerse el “calchemise”?

 

 

 

}); });